Iluminación de piscinas

Algunas dudas frecuentes en la iluminación de piscinas

A la hora de elegir los focos más adecuados para iluminar una piscina surgen muchas dudas, que vienen generadas, muchas veces, por las diferentes unidades de medida y por los distintos conceptos a los que se hace referencia en materia de iluminación. No siempre tenemos claros estos conceptos y por eso, a veces no es sencillo saber cual es el criterio correcto en la elección del mejor foco.

Suele decirse que lo más importante a la hora de elegir un foco subacuático son sus lumens, pero esto no es del todo cierto, o, al menos no es tan simple. Todos sabemos que hay focos con más o menos lumens, conocemos que hay una medida que es el lux, sabemos que hay focos con más o menos vatios, pero estos conceptos a veces se mezclan y por ello, vamos a tratar de aclararlos de forma sencilla.

Conceptos importantes en la iluminación de piscinas

Los conceptos recogidos a continuación no son exclusivos de iluminación subacuática, sino que corresponden a cualquier tipo de iluminación, y es importante conocerlos no sólo para la iluminación correcta de nuestra piscina sino la de cualquier estancia.

La potencia de los focos

La potencia es la cantidad de energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de una luz.

La unidad de medida de potencia es el vatio, W. La pregunta que nos haremos sería: ¿Cuánta energía hace falta para que esta lámpara funcione? Y la respuesta será: 14 vatios, 20 vatios, 60 vatios, etc.

El flujo luminoso

El flujo luminoso es la cantidad de luz emitida por la fuente por segundo. El flujo luminoso se mide en lumens,

¿Cuánta luz me llega desde esa lámpara/foco? La respuesta será, esta lámpara/foco emite 20 lumens, 100 lumens, 200 lumens, etc.

La intensidad luminosa

La intensidad luminosa es el flujo emitido por una fuente de luz en una determinada dirección del espacio. La intensidad luminosa se mide en candelas.

¿Cómo de fuerte es la luz que me llega de esa lámpara en este punto en concreto? La respuesta será 10 candelas, 20 candelas, etc.

Sobre la iluminancia

La iluminancia indica el flujo de luz proyectada por una fuente sobre una superficie situada a cierta distancia. La iluminancia, o nivel de iluminación, es la cantidad de luz que llega a un área determinada de una superficie. Se mide en lux.

Un lux equivale a un lumen por m².

¿Cómo de intensamente iluminado está este objeto a esta distancia de la lámpara? Una misma lámpara iluminará, por ejemplo, a un metro de distancia un área de 1 m² con 1 lux de intensidad y la misma lámpara iluminará a 2 metros de distancia un área de 4 m² pero sólo con 0,25 lux de intensidad.

Lumen vs Lux ¿Cuál es la diferencia?

Los focos suelen etiquetarse por su salida de luz en lúmenes. El lumen nos permite comparar la cantidad de luz que emiten distintos tipos de focos y es un dato fácil de conocer puesto que los lumens vienen indicados en el propio producto.
Sin embargo, los luxes, que son el valor que realmente nos interesa, no viene indicado porque dependen de otros parámetros, como son: el área de la superficie a iluminar, la altura a la que se sitúa la luminaria, el reflejo, la temperatura de color, o la propia luminosidad de la lámpara o foco.

Por ejemplo: un foco de 1000 lumens puede producir 1000 lux si tiene que iluminar un área de 1 m², mientras que otro foco exactamente igual, de 1000 lumens puede producir solamente 100 luxes, si tiene que iluminar un área de 10 m².

El rendimiento de los focos para la iluminación de piscinas

Otro concepto muy importante a la hora de seleccionar el foco más adecuado es el Rendimiento.

Rendimiento o eficacia luminosa es el flujo de luz que emite una fuente de luz dividida por la potencia eléctrica consumida. Es decir, nos indica qué parte de la energía consumida se convierte en luz. Se mide en lumen por Vatio (lm/W). Cuando más rendimiento tenga un foco más luz emitirá con menos energía.

El ángulo de apertura del foco

Nos indica con qué ángulo se va abriendo el haz de luz y define el área que puede iluminar en función de la distancia a la fuente de luz.

La temperatura de color

Por último, habría que tener en cuenta en la elección del foco su temperatura de color, que es la apariencia subjetiva del color de una fuente, es decir, el color que percibe el observador. Se expresa en Kelvin.

Cuando hablamos de un foco que da luz fría, o luz cálida, estamos haciendo referencia a su temperatura de color. Se considera Luz cálida la que está por debajo de 3,300 K, una luz neutra la que va de 3.300 K a 5.300 K y una luz fría la que está por encima de 5.300 K

Confiamos en que este artículo haya contribuido a hacer más fáciles algunos conceptos en iluminación subacuática. Pero, si necesitas nuestro asesoramiento, en PS Pool estaremos encantados de ayudarte para que iluminación de tu piscina sea todo un éxito. ¡Ponte en contacto con nosotros!

Ir arriba