Cobertores automáticos para piscinas

Razones para instalar un cobertor automático en tu piscina

Instalar una cubierta automática en tu piscina siempre es una buena decisión, además de que te aportará grandes beneficios tanto en verano como en invierno. Es por esta razón que hoy además de hablar de las características de los cobertores automáticos para piscinas, en el artículo de hoy te daremos 5 razones por las que deberías tener instalado este sistema en tu piscina.

¿Qué son los cobertores automáticos para piscinas?

Los cobertores automáticos para piscinas, también conocidos como cubiertas, son sistemas que se instalan en uno de los laterales de la piscina, y el mismo a través de un sistema automatizado permite cubrir la totalidad de la misma, lo que permite una mayor protección a la suciedad exterior y también ahorro en costes de mantenimiento, entre otros beneficios que comentaremos más adelante.

Razones y beneficios de instalar un cobertor automático

1. Temperatura del agua más alta

Una cubierta automática mantiene la temperatura del agua. Esto hace que podamos prolongar la temporada de baño y nos permitirá disfrutar de la piscina durante mucho más tiempo.

Si se ha instalado una cubierta con lamas de policarbonato solar, debes saber que este tipo de cubierta retiene hasta un 90% del calor, con lo que la temperatura del agua puede elevarse entre 4°C y 6°C.

2. Menores costes y mayor ECO-Responsabilidad

Otro de los beneficios de instalar una cubierta es limitar la evaporación. La evaporación es la principal responsable de la bajada del nivel de agua. Esta puede ser muy significativa en el caso de que la piscina esté situada en climas muy secos y con mucho viento.

Una cubierta puede conseguir que esta evaporación se reduzca hasta en un 90%. Esto supone un gran ahorro de agua y una disminución en los costes de mantenimiento de la piscina. Al preservar la temperatura del vaso y limitar la suciedad que cae a la piscina desde el exterior nuestra piscina será más sostenible ambientalmente.

La reducción de la evaporación es especialmente importante en piscinas interiores climatizadas. En este tipo de instalaciones, la evaporación aumenta debido al calor y es preciso instalar deshumidificadores, con el consiguiente gasto añadido.

Si, como ya hemos mencionado, utilizamos lamas de policarbonato solar podemos conseguir que el agua se caliente de forma natural con unos costes y con un gasto de energía mucho menores.

3. Máxima limpieza

Una cubierta automática protege la piscina de la suciedad exterior. Evita que las hojas de árbol, polvo, insectos, etc. puedan caer dentro del agua. La piscina se mantiene más limpia y hay una menor necesidad de productos químicos. Y a su vez el coste de la limpieza de la piscina es menor.

Una piscina con agua limpia y con menos químicos es una piscina más saludable.

Una vez que termina la temporada de baño y preparamos nuestra piscina para el hibernaje, la cubierta es uno de los elementos más importantes para su protección.

Durante todo el invierno la cubierta mantendrá la piscina protegida contra hojas, polvo y suciedad y, sobre todo contra las inclemencias del tiempo.

A la hora de seleccionar la cubierta más adecuada este es un aspecto que hay que tener en cuenta. Una cubierta debe tener lamas de máxima calidad. Debe ser resistente no sólo frente al deterioro por efecto de los rayos UV sino también frente a los impactos y al granizo. Y por ello, las resistencia de las lamas debe haber sido testada y disponer de su correspondiente certificado de garantía.

4. Máxima seguridad

Aunque lo hayamos colocado en cuarta posición, la seguridad es siempre lo primero.

La instalación de un cobertor automático para piscinas constituye un elemento esencial de seguridad. Y este aspecto es especialmente importante si en la casa hay niños pequeños, personas muy mayores o mascotas. Una cubierta cerrada impide el acceso al agua evitando posibles accidentes.

Si las lamas disponen de un sistema anti-hundimiento el cobertor será mucho más segura y resistente. Esto permitirá que, en el caso de que un niño o una mascota caigan sobre la cubierta, un adulto pueda acudir en su auxilio y resista el peso de ambos.

Las fijaciones de seguridad evitarán que la cubierta se hunda, en el caso de que un niño o una mascota puedan caer sobre la cubierta. Pero es fundamental acordarse de fijar la cubierta cuando está extendida y también de soltar estas fijaciones al recoger la cubierta, para evitar posibles daños al motor.

5. Máxima versatilidad

Cada cubierta se realiza a medida y se pueden adaptar a piscinas con diferentes formas, con escaleras rectas, escaleras romanas, etc. La oferta de lamas en diferentes colores y materiales así como diferentes modelos exteriores o sumergidos permitirán integrar la cubierta en el conjunto de la piscina y su entorno.

Los modelos de cubiertas exteriores son perfectos para piscinas de nueva construcción o para proyectos de renovación en los que no se hacer obra. Son muy adecuados para quienes desean disponer de una cubierta que se instale muy fácilmente y los que no quieren que el tamaño del vaso de la piscina se modifique.

Las cubiertas sumergidas son perfectas para piscinas de nueva construcción o para aquellas que se van a renovar y en las que no se desea que la cubierta quede a la vista, obteniendo la máxima integración. Son opciones muy estéticas, en las que el cajón que aloja la cubierta queda discretamente oculto en el vaso de la piscina y puede ser revestido con el mismo material que el resto de las superficies.

Decídete a instalar un cobertor automático en la piscina con PS Pool

Si tras la lectura de este artículo estás interesado en instalar un cobertor automático en tu piscina, ponte en contacto con nosotros. Te asesoraremos en todo y resolveremos todas las dudas que puedas tener.

Además, desde PS Pool ofrecemos una amplia variedad de servicios relacionados con las piscinas, infórmate sin compromiso de todo lo que proporcionamos y elige siempre lo mejor para tu piscina con nosotros.

Ir arriba